Cómo favorecer la circulación del cuerpo

Los problemas circulatorios se producen cuando los vasos sanguíneos pierden elasticidad y dificultan que la sangre viaje libremente por todo el organismo.

Los factores causales son diversos: alto colesterol, poca fibra en la dieta, elevado consumo de sal o ingerir poco líquido, fumar, sobrepeso y sedentarismo. También se considera que el componente genético puede influir en la aparición de estas anomalías.

 

Síntomas más comunes de problemas circulatorios

  • Manos y pies fríos.
  • Pesadez en las piernas.
  • Piernas hinchadas.
  • Calambres nocturnos.

Y los casos más avanzados de la enfermedad se demuestran con varices, flebitis, trombos y úlceras. Pero, por suerte, si tomas medidas a tiempo, puedes revertir o al menos aliviar, estas terribles molestias.

 

Remedios populares para favorecer la circulación del cuerpo

  • Introducir los pies durante 20 minutos en un recipiente con soluciones tibias. Solamente debe calentar agua y añadir uno de estos componentes: pimienta roja, raíz de jengibre, menta fresca, romero, cebolla, salvia, castaño o ramitas de pino. En todos los casos sentirá relajación y le aliviará la pesadez en las piernas.
  • Infusiones de ginkgo biloba: Ingerirla varias veces al día favorece la circulación y ayuda a la elasticidad de las paredes arteriales.
  • Aplicar cataplasmas con arcilla: Se disuelve la arcilla en agua mineral, se aplica sobre las piernas y se tapan con una venda durante dos horas. Después se retira con agua tibia. Cerciórese que en la superficie a cubrir no existan heridas.

 

Consejos útiles

  • Consumir alimentos ricos en potasio (hortalizas, verduras y frutas), evitar las grasas naturales (mantequilla y embutidos), y disminuir el consumo de sal.
  • No permanecer mucho tiempo en la misma posición ni cruzar las piernas al sentarse.
  • Hacer ejercicios y caminar descalzo.
  • Dormir con las piernas en alto.
  • Evitar los tacones y la ropa muy ajustada.
  • Evitar las fuentes de calor: sauna, depilación con cera caliente.
  • Ingerir 1 o 2 tazas de café al día y chocolate negro.

Si notas cambios importantes (várices inflamadas, dolor, piel enrojecida, hinchazón, cansancio o falta de aire), debes acudir inmediatamente al especialista.